Opinión

Año nuevo, peaje viejo

En vísperas de un nuevo año, a la incertidumbre generada por la inflación mundial y la inestabilidad económica de la región, muchos ciudadanos le agregamos la pregunta que nos carcome el cerebro por las noches ¿Será que van a volver

TRANSFORMACIÓN VISIONARIA Y EXPERIENCIA PROPOSITIVA

Por Carlos Raad. Teniendo en cuenta la proximidad de los nuevos comicios, quiero aprovechar este espacio para socializar una opinión que considero necesaria que los cartageneros la tengan en cuenta. No podemos elegir bajo las emociones. Necesitamos ser razonables e

¿Y Turbaco qué?

Tiempo atrás en los medios locales de comunicación se anunciaba que en febrero de 2016 comenzaba a funcionar la nueva sede de la Gobernación en Turbaco y con ello crecían las expectativas de los turbaqueros de por fin ver trazado

El próximo Alcalde de Cartagena

Cartagena es una ciudad con mucha historia y poco presente. Hoy vivimos las consecuencias de un sinnúmero de malas administraciones: desconfianza en nuestras instituciones, pobreza, desorden, inseguridad, basura por todos lados, trancones desesperantes. Es difícil ser optimistas sobre el futuro

Año nuevo, peaje viejo

En vísperas de un nuevo año, a la incertidumbre generada por la inflación mundial y la inestabilidad económica de la región, muchos ciudadanos le agregamos la pregunta que nos carcome el cerebro por las noches ¿Será que van a volver

TRANSFORMACIÓN VISIONARIA Y EXPERIENCIA PROPOSITIVA

Por Carlos Raad. Teniendo en cuenta la proximidad de los nuevos comicios, quiero aprovechar este espacio para socializar una opinión que considero necesaria que los cartageneros la tengan en cuenta. No podemos elegir bajo las emociones. Necesitamos ser razonables e

¿Y Turbaco qué?

Tiempo atrás en los medios locales de comunicación se anunciaba que en febrero de 2016 comenzaba a funcionar la nueva sede de la Gobernación en Turbaco y con ello crecían las expectativas de los turbaqueros de por fin ver trazado

El próximo Alcalde de Cartagena

Cartagena es una ciudad con mucha historia y poco presente. Hoy vivimos las consecuencias de un sinnúmero de malas administraciones: desconfianza en nuestras instituciones, pobreza, desorden, inseguridad, basura por todos lados, trancones desesperantes. Es difícil ser optimistas sobre el futuro