DESTACADOS

Opinión

Opinión| Mi respuesta a la revista Raya

Cuando un reportaje es tendencioso y acomodado lo más recomendable es guardar silencio, ignorar y simplemente no ampliar la mentira expuesta, pero, sin duda, sí