Los padres de la bebé que murió dentro de un carro mientras estaban en un motel podrían ser acusados de homicidio doloso y agravado.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Por el momento se está avanzando la investigación y aún no hay decisión definitiva del caso; sin embargo, abogados y expertos penalistas dan certeza que los padres de la menor podrían enfrentar un proceso penal y pagar una condena por el fallecimiento de su hija de siete meses, tras ser hallada en un carro mientras ellos estaban en un motel de la ciudad de Valledupar.

Los hechos denunciados indican que María Camila Mengual Mójica, de 19 años y Humberto Manuel Olivilla Pineda, de 23 años, presuntamente dejaron abandonada a su hija en el vehículo e ingresaron al motel Santa Barbará. Un empleado del lugar alertó que la menor se encontraba en el carro y al observar que no respiraba, la llevó a un centro asistencial, donde los médicos le informaron que ya no tenía signos vitales.

Sabiendo esto, los presuntos culpables podrían enfrentarse a una condena de 33 a 50 años de prisión, de ser confirmada su culpabilidad. El abogado penalista Francisco Bernate dice respecto al caso que “En este caso es una muerte previsible, por lo que se puede estar hablando de un homicidio agravado a título de dolo”.

La pena por este delito puede ser de hasta 50 años. “No es un acto de descuido ni de negligencia, sino de asumir un riesgo que podría materializarse en este resultado”.

Así como también se evalúa si los padres de la menor se encontraban bajo los efectos de sustancias psicoactivas o de consumo de licor; y por otro lado el motel podría enfrentar un cierre definitivo por permitir la entrada de un menor de edad, en caso de tener conocimiento de esto.

tituloLagrge