Los héroes discriminados

Por: William Jurado Orozco
Médico Cirujano universidad de Cartagena
Especialista en gerencia en Salud.
Verificador de estándares de habilitación en salud.

Todo héroe hace honor de su prenda de vestir, se siente orgulloso de la misión que realiza y más aún cuando se trata de servir a quienes necesitan de su apoyo para seguir viviendo o mejorar su calidad de vida.


El sentir que protegen a los demás aunque tengan que arriesgarse es parte de su esencia y la motivación de su existencia. Estos argumentos no lo comprende sino solo los que decidimos estudiar medicina o enfermería.


Sin embargo los llamados hoy día héroes se han visto en la necesidad de quitarse la bata y no andar en pijamas en áreas públicas para no ser atacados por la misma sociedad que hace poco con aplausos quizo resaltar la labor y sacrificios que hace el profesional sanitario por todos los ciudadanos.


Preocupa entonces la poca coherencia que existe entre lo que se piensa, se dice y se actúa con relación al personal de la salud, donde no basta los riesgos a los que se exponen, el estrés por falta de condiciones óptimas de trabajo, el dejar a sus familias, ahora a estos hechos se suma el trato discriminatorio por parte de aquellos que no logran comprender el alcance de lo que hacemos día a día.

El llamado es a la reflexión y a la debida ilustración.

Los médicos estamos entrenados en la implementación de normas de bioseguridad lo que debería ser aprovechado por las administraciones de los edificios y condominios. Quienes cuentan con copropietarios médicos y enfermeras tienen a su favor un extraordinario respaldo del cual debieran sentirse orgullosos porque en vez de ser riesgos latentes resultan una ventaja para los cuidados de los que allí habitan.

Recuerden siempre el valor de la gratitud como la mejor forma de corresponder a quienes prestan un servicio para el bienestar de todos.

Comentarios