“Estoy viviendo un calvario entre cuatro paredes” taxista que transportó a Arnold, víctima fatal del Covid -19



Un terrible calvario, describe estar viviendo a la fecha el taxista que transportó a Arnold a la clínica, antes de que esté se convirtiera en la primera víctima fatal del covid-19 en la ciudad de Cartagena. Desde ese entonces, contó el también taxista a nuestro medio de comunicación #ATNoticias, la situación que está atravesado a partir de ese día debido al presunto pésimo servicio de la EPS Salud Total, a la cual se encuentra afiliado.

El hombre, al que le reservamos la identidad a petición propia, por seguridad de él y su familia, ha manifestado que sus días han sido un calvario, y el sistema de salud se ha convertido en su peor pesadilla.

“He empezado un viacrusis que parece no tener fin. El día que me enteré que la hermana de mi amigo Arnold dio positivo a Covid-19, decidí recurrir inmediatamente a mi EPS Salud Total para dar a conocer mi situación como posible portador de Coronavirus, eso fue el día 17 de marzo, luego de mi llegada al centro asistencial, demoraron una hora para atenderme, hasta hicieron chiste de que iban a hacer una rifa a ver quien me atendia, posteriormente me enviaron a mi casa, porque debía esperar por lo menos siete días más para poder realizarme la prueba”

“Llegué a mi casa y siendo responsable conmigo, mi familia y los cartageneros, decido quedarme en confinamiento. Solo hasta el sábado fue que aparecieron los de Salud Total a tomarme la primera muestra y nunca me dijeron cuanto demoraban en dar los resultados, hasta el día de ayer 26 de marzo me localizaron para decirme que debían tomarme otra muestra por protocolo, y fue allí cuando les comenté si les habían entregado los resultados de la primera, me informaron que la primera prueba se había dañado y que de manera inmediata vendrían a tomarme la segunda. Me tomaron la siguiente muestra y hasta hoy me llamaron nuevamente a decirme que la muestra # 2 no sirvió y que necesitan tomarme una tercera prueba”: dijo el taxista con voz desalentadora a nuestro medio de comunicación

Hoy se completan 15 días de la amarga espera y a la fecha el ciudadano no ha podido conocer si es portador o no de Covid- 19, por las múltiples veces que la prueba ha salido dañada, además se cumplen los mismo días de no poder salir a trabajar y llevar sustento diario a su familia.

En días pasados el taxista nos manifestó; que en su desespero por agilizar los resultados, recurrió a varias emisoras y medios de comunicación local para dar a conocer la situación, pero muy a pesar de los esfuerzos, aún sigue esperando que Salud Total envíe las muestras y finalmente conocer si es portador o no del Covid-19.

La situación del hombre que transportó a Arnold a la clínica días antes de su fallecímiento, es uno de los tantos casos que reflejan el pésimo sistema de salud en la cuidad de Cartagena y ponen en evidencia el famoso paseo de la muerte.

Es aquí donde nos preguntamos ¿Y dónde están los turistas que transportó Arnold? ¿Cuál es la atención que están dando las EPS en Cartagena? ¿Qué acciones se están tomando frente a estos casos?

“Ahora solo toca aferrarnos a la oración y que se haga la voluntad de Dios, porque poner las manos en nuestras EPS y el Sistema de salud, es estar en un incierto constante,donde la vida no tiene el valor necesario o la urgencia para ser valorada”: puntualizó

Comentarios